Mi trabajo actual feliz a tiempo completo ¿quieres lograrlo

Más de seis años levantándome a las 6 am para acudir a mi antiguo trabajo todas las mañanas. El horario era bueno, de lunes a viernes de 7 a 15 hrs. Las funciones que realizaba no eran ni para las que me había preparado durante mi largo periodo universitario, ni eran de mi agrado. Labores rutinarias, donde las reclamaciones del cliente constituían mi mayor sobresalto.

Durante mucho tiempo, me planteé dejar ese trabajo, pero no tenía claro hacía que ámbito dirigirme. La disponibilidad de todas las tardes, los fines de semana y todos los festivos libres, me retenían físicamente en ese puesto de trabajo. Pero mi mente siempre estaba buscando nuevos horizontes, nuevos proyectos, nuevas maneras de satisfacer mis sueños.

Mientras tanto, me encontré con personas muy interesantes, quienes me abrieron la mente a nuevas maneras de enfocar la vida.  Una de estas personas me habló de la meditación Mindfulness y como siempre he sido bastante inquieta y curiosa, comencé a leer sobre ello. Empecé a practicar en mi casa poco a poco, para intentar buscar mi calma interior frente a la frustración de no encontrar lo que me llenaba laboralmente.

Y así iban pasando las tardes, entre lecturas y meditaciones, junto a mi hobby que son las manualidades. Hasta que un día, buscando un libro de manualidades en la biblioteca Koldo Mitxelena, cayó en mis manos el libro “El placer de no trabajar (E. Zelinski)”que hizo darme cuenta de que, realmente, lo que me hace feliz es hacer aquello que quiero, que no necesito tantas cosas materiales, tener el dinero suficiente como para vivir cada día, quererme a mí misma y que las personas que quiero estén a mi alrededor.

Realmente, en ese momento me di cuenta de que vivir el presente con lo que necesito y me hace feliz, es vivir la vida. No sé si fue por el libro, por mi práctica de Mindfulness o por el momento en el que lo leí, pero me motivó a hacer la verdadera reflexión sobre qué es lo que realmente estaba haciendo y qué es lo que realmente quería hacer en mi vida.

Unas cuantas reflexiones de diferente índole después y con diferentes agentes a mí alrededor, descubrí que, a pesar de tener varias cargas financieras, no estaba viviendo la vida que realmente quería y necesitaba para ser feliz.  De modo que me puse manos a la obra para comenzar el periodo de cambio de mi vida. Uno de los primeros pasos que di, fue dejar el trabajo para buscar lo que realmente me satisficiese. Y en esa investigación por cuál era mi nuevo futuro laboral, descubrí que, lo que realmente me estaba haciendo feliz, era la meditación Mindfulness. Ya que, a pesar de no tener ingresos, me hacía levantarme cada día con ilusión, con calma, descubría la paciencia y una nueva forma de ser alegre. Así que, un año después finalizaba mi formación como instructora de Mindfulness para hacer de mi felicidad mi profesión.