605 46 77 41 - 615752662
Av. Zumalakarregi 3 local, trasera, Plaza Errotatxo, Donostia

Cómo escuchar a tu equipo

por Feb 10, 2021Desarrollo0 Comentarios

Descubre lo que no quieren oír las personas de tu empresa

¿Cuántas reuniones tienes al día? ¿Y cuántas conversaciones? ¿Cuánto tiempo pasas buscando soluciones? ¿Y cuántas veces te quedas igual que al principio?

Aunque moleste leerlo, no nos escuchamos. Sí, sí, así es. Normalmente, cuando mantenemos una conversación hacemos el esfuerzo de atender a lo que la otra persona nos está diciendo, pero, por desgracia, los resultados nos demuestran que en numerosas ocasiones no logramos captar la información que nos trasladan.

Y es que el escuchar va más allá de repetir las palabras que la otra persona ha dicho o de quedarnos con un breve resumen de su mensaje. Cuando surge una conversación hay un interés, aunque solo sea por una de las partes, de transmitir una información o compartir una inquietud, y si quien lo recibe reacciona, podemos afirmar que ha comenzado el proceso de comunicación.

Hay una idea que algunas veces se nos escapa:

Una cosa es lo que yo quiero decir y otra muy diferente lo que la otra persona quiere oír

Esto hace que el nivel de escucha varíe de manera sustancial. Precisamente sobre este tema reflexiona y trabaja de manera muy clara y práctica la metodología de transformación social Teoría U, creada por Otto Scharmer y su equipo del Presencing Institute.

Te lo explico de manera resumida: esta metodología nos muestra cómo podemos pasar de un modo de escucha en el que solo hablamos desde nuestro yo y únicamente escuchamos nuestras propias palabras a otro modo en el que el mensaje se transforma en algo nuevo gracias a las aportaciones de todos los participantes. Este tipo de escucha es la que genera nuevas perspectivas.

Sin embargo, es interesante tener en cuenta que

Para poder escuchar de manera generativa hace falta estar abierto y permanecer en silencio, pero este silencio es tanto verbal como interior

  • El silencio verbal es el que implica callarse cuando la otra persona habla.
  • El silencio interior supone reducir al máximo el número de pensamientos que cruzan por nuestra mente y nos impiden escuchar de manera atenta.

Permanecer en silencio interior para lograr escuchar es lo que más nos cuesta.

La escucha es un gran reto, además de la base de toda relación de confianza, transparencia y generosidad en los equipos de trabajo. El problema es que nos centramos mucho más en qué vamos a decir, cómo hacerlo o qué va a interpretar la otra persona que en escuchar y observar lo que sucede realmente en las reuniones del equipo.

Productividad, eficiencia, ahorro de costes, creatividad, talento, autoestima… Todo esto pasa por escuchar y actuar. Porque las relaciones entre las personas, tanto en el trabajo como fuera de él, están basadas en la comunicación. 

¿Hay alguna estrategia que utilicéis en tu empresa para aseguraros de que la comunicación es eficiente?

Nos encantará leer tus propuestas en los comentarios.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies