Cómo aumentar tus recursos para que el estrés no te supere en tu vida cotidiana

por Ene 31, 2021Transformar0 Comentarios

Es la pescadilla que se muerde la cola

Últimamente, nos hemos dado cuenta de que repetimos esta frase muy a menudo y te queremos contar por qué.

Hay veces que nos sentimos atrapados en un bucle: sabemos que necesitamos algo, un cambio, pero nuestra rutina, los hábitos y la vorágine del día a día no nos permiten llevarlo a cabo.

Algunas personas nos dicen que están muy nerviosas, superestresadas, que hacen mil cosas a la vez, que van como locas y que al final les va a dar un yuyu. Sin embargo, añaden que ahora no pueden hacer nada para cambiarlo porque no tienen tiempo… Entonces es cuando respondemos: «Es la pescadilla que se muerde la cola».

Cuanto menos pares, más estresado vas a estar, más te dejarás arrastrar por la sobreexcitación y la prisa que hay en la sociedad, menos tiempo tendrás y tu cuerpo y tu mente más se resentirán (tal vez no ahora, sino dentro de un tiempo). 

«Si estás aquí o me has llamado, es por algo»

En el libro El monje que vendió su Ferrari aparece una frase que nos gusta mucho y que expresa muy bien todo esto: «Decir que no puedes parar porque estás muy estresado es como decir que no tienes tiempo para echar gasolina al coche porque vas conduciendo».

Entendemos que es difícil dar el primer paso de hacer algo para ti, pero, si estás leyendo este post es porque quieres mejorar tu bienestar, o tal vez ya lo estés haciendo.

A algunas personas les gusta la actividad constante, estar muy ocupadas, no parar en todo el día, porque, como me decían en una sesión, eso les da gustillo, felicidad. Sí, es cierto que a la mente le gusta superar retos y, cuantos más tiene, más quiere. Cuando tus recursos son mayores que los que te exigen esos retos ―todas esas actividades de tu jornada―, el estrés que aparece es bueno. Entonces consigues llevar a cabo esas labores con eficacia y ello te genera satisfacción, confianza en ti mismo y motivación. 

Sin embargo, cuando diariamente te programas muchas actividades, aunque estas no sean demasiado exigentes, pero vas de aquí para allá sin parar y tus recursos para afrontarlas no son suficientes ―o crees que no lo son―, el estrés que se genera es malo. Este tipo de estrés es el que se va acumulando y, tarde o temprano, te da un susto.

¿Sabes si tus recursos son los adecuados para afrontar todas las actividades que te planteas llevar a cabo en un solo día?

Te planteamos aquí un ejercicio para que puedas valorarlo:

MIS RECURSOS
  • Ámbito salud. La fuerza que tenemos para hacer algo no es la misma cuando estamos sanos que cuando nos sentimos cansados o tensos. Por ello, es muy importante que elijas bien en qué momento realizas cada actividad, así que pregúntate lo siguiente: «¿Estoy en condiciones para enfrentarme a esta situación o actividad?».
  • Ámbito social. A este respecto, antes de iniciar cualquier proyecto, hazte la siguiente pregunta: «¿Soy capaz de enfrentarme a esta situación?».
  • Ámbito motivacional. En este último apartado debes valorar el daño o logro potencial al conseguir llevar a cabo, o no, esa actividad. ¿Qué te aporta esa situación si consigues superarla con éxito o dejarla sin hacer? Esto está relacionado con la sensación de pérdida, de daño, de dominar o de vencer. Pregúntate lo siguiente: «¿Cómo me sentiré?».
    Ten en cuenta también que no es lo mismo enfrentarte a un examen que cantar en público, pues, a no ser que tu carrera esté en juego porque eres un cantante, en principio la pérdida será mayor si suspendes un examen y, por lo tanto, eso te estresará más. 

Por último, no te olvides de que la inestabilidad y la incertidumbre generan mucho estrés ―y en estos momentos, con la actual crisis sanitaria a causa de la COVID-19, aún más―. La falta de control de la situación hace que te resulte muy difícil saber qué va a pasar y eso te estresa. En una situación cambiante, es más difícil prever qué va a suceder y por lo tanto adaptarte y no sentir estrés. 

 

Teniendo en cuenta todo esto, dinos: ¿qué podrías hacer para aceptar la situación que estamos viviendo y no sufrir mientras dure? ¿Qué puedes hacer ahora para vencer tu estrés y sentirte mejor, a pesar de esta etapa tan inestable? Nos encantará leer tus respuestas en comentarios.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola, soy María!😃
Estoy aquí para cualquier duda que te surja

Tal vez, puedas hacer ahora 3 inspiraciones profundas conmigo 😉